miércoles, 23 de septiembre de 2015

Tarta integral, mix de semillas, hojas de remolacha y acelga

Esta tarta es para nosotras que amamos las tartas ricas y livianas. En especial porque son baja en colesterol, grasas, índice glucémico, rica en fibra y por sobre todo nos llena con poquísimas calorías.
Así es la tarta de esta semana, una receta simple fácil de hacer con muchas vitaminas y minerales.
Ingredientes para 6 porciones:

Masa, 2 porciones de tapa: 400 gramos de harina integral orgánica. 4 Cucharadas de aceite de oliva. 1 cucharada al ras de sal. Media taza de té de semillas. Un sobre de levadura de cerveza seca o 2 cucharaditas colmadas de polvo de hornear. Unir todo. Hacer un hueco y agregar 250 a 300cc de agua tibia. Amasar y dejar descansar tapada con nylon o repasador húmedo.

Relleno: Cocinar al vapor o en una olla seca las hojas de un paquete de remolacha y uno de acelga lavadas sin secar. Cortar en cubos una cebolla blanca y saltearla con rocío vegetal y un poco de sal y agua hasta que esté un poco transparente. Picar las hojas en trozos medianos. Mezclar todas las verduras. Agregar un huevo, un poquito de sal y pimienta, nuez moscada y algo de salvia (queda muy bien).

Armado: dividir la masa en dos partes. Estirar una de la forma de la asadera que tengas. Colocar el relleno sobre ella dejando un borde. Acomodar 100 gramos de queso Port Salud, de máquina o de Muzarella en fetas arriba del relleno. Estirar la otra tapa y cubrir presionando los bodes y cerrando con pliegue. Cocinar a fuego máximo por 30 a 40 minutos o hasta que dore la masa.
Nota: La masa se puede freezar en porciones hasta tres meses. Pasar a la heladera un día antes de preparar la tarta. También se puede hacer sin tapa.

Consejos...
En esta oportunidad en Cocina Light debemos destacar la participación especial de la masa a base de harina integral, y digo especial porque si realmente tenemos la posibilidad de elegir, esta es la opción correcta a la hora de seleccionar una harina para preparar la masa. Una harina que se obtiene de la molienda del grano de trigo entero, que aporta nutrimentos importantes para nuestro organismo como fibra, necesaria para evitar problemas de estreñimiento, vitaminas del complejo B, entre las que se destacan la B3, B5, B6 y B9, conocida también como ácido fólico, vitamina E, ácidos grasos esenciales, hierro, magnesio, zinc, potasio, calcio, manganeso, y con un índice glucémico bajo, es decir un alimento que regula la velocidad con que el azúcar entra en nuestro cuerpo y por ende, mantiene la glucosa en sangre estable.
A diferencia de la harina blanca que a pesar de producirse con la misma materia prima, pierden la fibra y una gran proporción de las vitaminas, minerales y sustancias fotoquímicas que se encuentran en el salvado y el germen del trigo, tiene índice glucémico alto, y son usualmente enriquecidas, sin embargo no compensa para nada la calidad de los nutrientes que se obtienen del grano entero, ni las cantidades.
Si se trata de elección, nuestra recomendación es que siempre prefieran alimentos integrales ya que Conserva todos los  componentes del trigo y, por lo tanto, todo su valor nutricional.

Hasta la próxima receta, Antonela yMariela.





6 comentarios:

  1. Tiene una pinta buenísima y desde luego ligera y baja en grasas... una delicia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii!! y el crujiente de la masa me puede!!! es una buena opción. Beso!

      Eliminar
  2. que rica la masa con las semillas, la voy a tener que probar!

    ResponderEliminar
  3. La voy a probar, espero que me salga ♥ Se ve riquisima!!!

    ResponderEliminar

Gracias! tu comentario es muy importante para mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...